domingo, 27 de mayo de 2007

Carpe diem



Si, disfruta el día, disfruta el momento. Muy banal para algunos supongo, pero es cierto que usamos muchas frases y muchos conceptos de manera errónea.

Carpe diem no es rendirse a los placeres mas banales únicamente, es disfrutar, básicamente exprimir cada pedazo de vida, cada segundo vivido, da igual que sea follando, amando, riendo, experimentando, explorando cuerpos, lugares o sensaciones, leyendo poesía o ganando un concurso. Carpe diem no significa que nada tenga que importarte mas el presente, disfrutar de hacer cosas por los demás, disfrutar el sentimiento puesto en cada minuto de vida transcurrido.

Si, disfrutar del sentimiento. Eso es romanticismo.

Disfrutar de una bonita velada con la compañía de quien te alimenta el corazón, con las miradas mutuas acariciando los ojos, con las manos mirándose, con las palabras resbalando suaves por los labios, viviendo ese momento como si no fuera a acabar en la vida. Eso es romanticismo.

Solemos caer en el error de pensar que romanticismo es que ese momento dure para siempre de verdad, que romanticismo es pensar en príncipes azules y en realidad nada mas lejos de la realidad. Eso no es romanticismo, el romanticismo es la exaltación del sentimiento, pero no el ahogo de él.

Cuando queremos que ese momento dure para toda la vida, estamos “esperando” cuando esperamos.... cuando esperamos lo que pasará mañana nos perderemos lo que esta pasando hoy, dejamos de apreciarlo en pos de lo que esperamos que suceda.

Cuantas veces hemos oído un domingo por la mañana “Jo, mañana es lunes” ¡¡¡POR DIOS!!! Si hoy es domingo por todo el día.

Cuando amamos lo hacemos como nos han enseñado, como toda la sociedad nos incita a hacerlo, mirad frases en canciones como: Sin ti no soy nadie, y morirme contigo si te matas, no podría vivir sin ti… OJO REPASAR

Nos negamos momentos de amor, de pasión, de sentirnos enamorados solo porque esperamos sacar de ellos mas de lo que muchas veces son.

Existen otras maneras de sentirse enamorado, aquellas que nos permiten la libertad de entregarnos sin convencionalismos, sin tener que entregar una vida a nadie, los que nos aportan en todo momento sin amputar partes de nuestra vida.

Una relación sea como sea debería dejar que la persona mantenga su forma de vida, y esa relación se comporte como un complemento, algo mas a disfrutar, algo que aporta en lugar de que algo que secciona.

Cuando estoy con alguien, quiero ofrecer, pero no quiero que lo que la hace especial, su forma de vivir, su forma de relacionarse con ellas y ellos, con sus amistades, con sus amantes, con sus compañeros de trabajo cambie, así la he conocido, así me ha enamorado, y así quiero disfrutarla y aportarla.



7 comentarios:

Ricci dijo...

Alguna vez en nuestra vida el amor nos ha trasladado a una burbuja artificial donde sólo vive él y tú, y ello está por encima de todo. Sin embargo, a la larga suele traer problemas, a pesar de haber sido el amor más intenso de tu vida, el más romántico.

Ya veremos como somos capaces de amar en el futuro...nunca se sabe...

CARPE DIEM

valeria dijo...

Bienvenido el amor que nos permite seguir siendo nosotros mismos y disfrutarlo sin demasiados planes a largo plazo...
Un saludo

Lunaroja dijo...

Carpe diem hoy, porque mañana aún no nos pertenece

Hoy, ahora quiero morder la vida, y se me antoja que tu boca es la vida...

Ummmm

Un travieso curioso dijo...

Ricci cariñooooooo jejeje, aysss como me gusta leerte....

Valeria gracias por tu comentario, espero que lleve implicito una invitación para visitar tu web con detenmiento, ahi nos veremos.

Lunaroja... sin duda sabes despertar espectación....

Anónimo dijo...

Hay que ver las cosas tan obvias que vamos diciendo y que cuesta tanto entender ¿verdad? (bueeno vaale las vas diciendo tú jeje).

Pensaba que incluso esos momentos en que parece que una relación está por encima, en que los problemas que vienen después, en que los días que pasan sin que "pase" nada, todo absolutamente todo hay que intentar disfrutarlo y vivirlo y sentirlo. Y lo que tenga que venir que venga ¿no?

(Anna)

Lunaroja dijo...

Buenas noches travieso…, pasé por tu casa antes de irme a la cama.

Me gusta su luz..., su música..., sus rincones..., en ella todo me resulta una invitación…, una invitación de vida que despierta en mi el deseo de morir…

Besos rojos en esta casi luna llena

Un travieso curioso dijo...

Luna roja... pasa, ponte comoda, y veamos los sentimientos que despertamos...

Besos traviesos