martes, 24 de abril de 2007

A oscuras


El timbre sonó antes de tiempo, abrí la puerta con las luces apagadas y ante su “hola” con su bonita sonrisa y su suave voz, la besé, la apoyé contra la pared y continué besándola. Se que a ella le gusta como la recibo, apasionadamente, sin dejarla pasar, abordándola en la misma puerta sin poder esperar. Se que le gusta mi arrebato nada mas verla, y continué besándola. Sentía mis besos, mis caricias, como la desnudaba sin prisa… No, no, miento, con prisas, sin pausas, con cuidado pero sin esperar un segundo. Sentía como vendaba sus ojos, como recorría su espalda con mi lengua y mis labios mientras acariciaba sus senos. Sintió en su oído como le decía que iba a ponerle nata para luego lamerla, y sintió como cuando la apoyaba contra la pared pretendía que se quedase así. Sintió como daba tres pasos hasta la cocina, como cogía la nata, y como me acercaba hasta ella. Como me acercaba a ella y volvía a besarla, como la esparcía por su espalda para luego lamerla, recorrerla, sintió como besaba su cuello, como apretaba su pecho, como la besaba, sintió como mi respiración se aceleraba, como emitía pequeños gemidos por el placer que le estaba proporcionando.

No se bien en que momento sintió, que la nata no se la ponía yo, no se bien cuando noto que no era yo quien la lamía, que esos no eran mis gemidos, que esa no es mi forma de acariciar, que ese cuerpo que estaba pegado contra ella semidesnudo era mas alto que yo, que el pelo que tocaba era corto y no largo como el mío.

Se que lo sospechó cuando la recibí con la luz apagada, pero no se en que momento sintió, que alguien desconocido pegaba su cuerpo contra ella, que alguien desconocido, estaba besándola, pellizcando sus pezones, y hundiendo su mano en su humedad.

Yo miraba desde la cocina, les veía entre penumbras, los dos cuerpos semidesnudos bailando en mi hall, dos cuerpos que no se conocían entregándose entre las sombras, entregándose al placer.

En la oscuridad podía vislumbrar como se exploraban, como sus manos pasaban de acariciar sus cuellos a acariciar sus sexos.

Después de dejar que se reconocieran, llevamos de la mano a Ana a mi habitación, tumbada, vendada, expuesta, entregada a nosotros, entregada a esa fantasía que hacia tiempo me habia comentado.

Jugamos con ella, gemía con las caricias de la lengua de Cum, disfrutaba lamiéndome, besándome, acariciándome, chupaba mi polla con suavidad, y con mas ímpetu según Cum iba intensificando sus caricias. Yo podía ver como disfrutaba con sus dedos entrando y saliendo, oía el chapotear de su flujo, y veía como Cum lamía con placer su vulva… su clítoris…

Nuestros cuerpos bailaron con ella, buscábamos su placer, su gozo, la penetramos, la lamimos, la excitamos, se corrió con nosotros... su fantasía se habia cumplido.

Ana y yo reímos después, charlamos y disfrutamos de nuestro invitado. Cum resultó un perfecto compañero de travesuras, un chico encantador que me sorprendió con la conversación que tuvimos antes de que llegara Ana. Un chico que es un caballero, que le gusta ir de frente y sin mentiras, alguien que sabe estar a la altura de las circunstancias, sabe ser morboso, cariñoso y con un gran sentido del humor. Gracias Cum, para Ana buscaba lo mejor, y lo encontré.

7 comentarios:

Ricci dijo...

Me alegro de que tengas el tacto y el ingenio para poder hacer disfrutar a las personas de sus fantasias sin traspasar el límite de cada una. Si es que...eres mu apañao! jaja
muaaa

Anónimo dijo...

Jaja, gracias por los piropos, este finde te ya firmamos el contrato y te nombro mi representate legal, jaja!!!!

Ya en serio, gracias a ti por permitirme participar y conocer a Ana...algo asi no ocurre todos los dias!!

Cuidate, majo!

Cum

Un travieso curioso dijo...

Ricci, me encanta que pienses eso de mi. Eso si, que sepeas que cuando hablas te escucho, tomo notas y quien sabe si algun dia puede haber algo por ahi para ti jjijijij.

Besos Guapisimaaaaaa!!!!!


Cum, no tienes nada que agradecer, fue un placer charlar contigo antes de la encerrona y conocer a un tio que merece la pena, sigo contando contigo jejeje

Un abrazo

Anónimo dijo...

En fin, la agradecida soy yo, que me ha encantado leerlo...
Besos a los dos (mmmmmmmmmm)

Anna

Un travieso curioso dijo...

Anna, me alegro que te haya gustado leerlo, espero que tb recordarlo y vivirlo,

Un beso muy muy dulce.

Anónimo dijo...

Impresionante el relato y tu forma de expresarlo casi me lo haces sentir a mi también, saludos

Perezoso

Anónimo dijo...

Ummmm estoy enganchadisima a tu blog, plasma muchas de mis fantasias.
Besos Úrsula.