domingo, 16 de noviembre de 2008

UN POLVO


- Come!!! – Me dijo sin dejar tiempo si quiera a que la besara.

Inmediatamente hundí mi cabeza entre sus muslos. Aunque quería tomarme mi tiempo no pude, no fui capaz de comenzar a excitarla lentamente, no tuve más remedio que comenzar a devorarlo, sabía y olía como a mi me gusta. Estaba excitada, tanto que mi gusto y mi olfato lo agradecieron hundiéndose aún más en ella para no perderse ni una sóla sensación.

Cogió mi polla y empezó a acariciarla lentamente, sabe que me vuelve loco sentir como la recorre con suavidad, sentir sus dedos revoloteando y poniéndola dura como una piedra. En seguida abandonó las caricias lentas y suaves para cogerla con más fuerza de arriba abajo y presionando el capullo de manera que hacía que se lo devorara frenéticamente

En otras ocasiones me gusta tomarme mi tiempo, excitar lentamente, jugar con mi lengua e ir excitando más pausadamente antes de soltarme. Pero sentirla tan viciosa, tan deseosa de sexo me estaba volviendo loco, lo suficiente como para no perder tiempo, y entregarme a lo que los dos deseábamos, SEXO. Mi mano inmediatamente abrió su culito, mi dedo jugaba en él, sólo la puntita, pero lo suficiente para ver como cada vez que jugaba aumentaban sus gemidos. En seguida, con la otra mano, empecé a meterle los dedos en el coño completamente empapado. También respondía con el movimiento de sus caderas, notaba como la excitación en ella crecía rápidamente, tanto como en mí, sintiendo como aceleraba el movimiento de su mano en mi polla.

Enseguida empezó a revolverse estallando en un orgasmo brutal, se retorcía, buscaba separarme, hacerme parar, que dejara de lamerla, que la sacara los dedos, pero yo me rebelaba e intentaba continuar. Cuando parecía que iba a parar lamía de nuevo su clítoris o movía nuevamente mis dedos frotándola suavemente, notaba como su orgasmo, cuando parecía finalizar, volvía una y otra vez, con más intensidad en cada ocasión. Ella se revolvía cuando podía, ya que en otras ocasiones quedaba tendida y completamente exhausta.

Por fin, lo consiguió, me detuvo en mi cruel deseo de continuar proporcionándole placer.

Cuando inmediatamente me situé entre sus piernas, todavía tenía la respiración entrecortada, aún se le escapaba algún gemido, y un escalofrió la estremeció cuando sintió mi polla completamente excitada resbalar sobre su clítoris. Se retorcía una y otra vez y yo me aprovechaba de ello, frotándome contra ella, empapándome en sus fluidos...

La penetré sin cuidado y de nuevo volvió a correrse. Lo cierto es que yo no me explicaba qué estaba pasando, no sabía si es que seguía aún con el primer orgasmo, si eran coletazos de ese, o si se había corrido dos veces más. El caso es que la veía excitada como nunca, incapaz de parar de correrse y no iba a ser yo quien desaprovechara la oportunidad de disfrutar todo ese placer brotando de ella.

Movía mi polla con cuidado, fuerte, iba cambiando y en cada embestida, notaba un nuevo orgasmo. Me movía hacia arriba procurando rozarla el clítoris mientras entraba, me colocaba hacia atrás haciéndola notar como toda mi excitación entraba recta, directa, completa. Al sacarla me gustaba tocármela, sentirla empapada por sus fluidos, mojando mi mano en ellos y restregándolo por su culo.

Se corrió una y otra vez, me tenía tan excitado que no pude evitar correrme rápidamente dentro de ella, sintiendo como derramaba todo el deseo que mi cuerpo contenía en su coño, explotando y dejando estallar todo el deseo y el morbo que estaba sintiendo. Los dos nos corríamos al unísono, sentía como clavaba sus uñas en mí mientras yo gritaba muerto de placer.

Era la primera vez que nos corríamos juntos, aunque lo cierto, es que en este momento, no era difícil, ella, no había parado de correrse.

En esta ocasión, el antes y el después...... importan?.





18 comentarios:

Anónimo dijo...

Mmmmmmm no esta mal, aunque me sabe a poco.
Te sigo leyendo de cerca.
Besos Úrsula

Lydia dijo...

pasión desatada... reflejos de excitación a cada instante, eso es sexo vivo... único... ¿Lo demás? No importa.

lunallena dijo...

Excitante, como siempre, esta vez un polvo rápido, pero no menos lujurioso y lleno de sensaciones. Sin dudas, las hay con suerte.

Besos miles

goooooood girl dijo...

i like your blog......

Susy dijo...

Sin duda recomiendo tu blog para el invierno..madre mía..que pasión por dios!!Gracias por templarme la mañana de agua-nieve(ahora que no nos oye nadie, no me la has templado, "me la has incendiado")
Besos dulces..


P.D:Con respecto al voluntario.."claro que lo encontré"!!!!

Cirene dijo...

¡¡Quién quiere un antes o un después, con semejante DURANTE!! Por Diossss... jajaja ;)
Besines
Cire

Nymph_ dijo...

tremenda entrada...
Acabo de encontrar tu blog por casualidad... pero con tu permiso volveré.
un saludito

Nyeri dijo...

Llevas la excitaciòn al lìmite. Un polvo agotador pero mmmmm...delicioso.


374 besos.

Un travieso curioso dijo...

Úrsula,

Te sabe a poco? Mmmmmmmmmmmm quizás debas hacer algo para llegar a sentirte saciada... Se te ocurre algo?

Besos

J.

Un travieso curioso dijo...

Lydia.

Como siempre has sabido exprimir al máximo mis palabras. Es un placer contar con tu lectura.

Besos muy traviesos.

J.

Un travieso curioso dijo...

Lunallena....

Siempre digo que la suerte no se tiene, se busca.... y en éste caso tengo un poquito guardada para ti, la quieres?....

Besos

J.

Un travieso curioso dijo...

Susy.

No te imaginas como me gusta provocar esas sensaciones. Lo de el voluntario no lo puedes dejar así, has de contar como pagó los platos rotos, nos tienes en ascuas!!!!


Besos

J.

Un travieso curioso dijo...

Cire..

No deja de impresionarme tu capacidad para describir con palabras las sensaciones. Tu comentario es la mejor manera de trasladar como viví ese momento.

Besos muy traviesos

J.

Un travieso curioso dijo...

Nymph.

Todo descubrimiento abre una puerta y en éste caso es a la imaginación, la tuya y la mía al descubrir el tuyo.

Tambien te seguiré.

Besos.

J.

Un travieso curioso dijo...

Nyeri.....

La cuestión es.... porqué llevo la excitación al límite?

Seguramente en éste relato tenía enfrente a una mujer con la que merece la pena llegar al límite o al fin del mundo si es posible.

382 besos.

J.

lunallena dijo...

Por supuesto que la quiero............. siempre te he dicho que me transportas y es absolutamente cierto, las vivo contigo, me excito contigo y espero alguna vez vivirlas contigo. Tooodala "paleta de coleres" de la excitacióny la sensualidad.

Emanas sensualidad y sexualidad niño, y yo quiero ver esa cara cuando te corres exhausto.

Un travieso curioso dijo...

Luna llena!!!!!!

Te espero... Tú sabes como encontrarme....


Besos expectantes.

J.

lunallena dijo...

Lo sé, siempre lo he sabido, sólo esperaba una respuesta asi.

Besos impacientes y cálidos