lunes, 7 de julio de 2008

Jugando con desconocidos (I)



Ana esperaba su llegada. Laura le había dicho, días antes, que se sentía muy relajada últimamente, por lo que pensó que sería un encuentro cómodo y tranquilo entre ellas.

Después de recorrer durante toda la mañana Madrid, llegó el momento de tomar un respiro en el hotel y una vez en la habitación...

- Espérame aquí, voy a bajar a comprar algunas cosas – Le dijo Laura

Ana esperó en la habitación aprovechando para descansar después de la mañana que habían tenido. Laura no tardó mucho en volver.

- Listo, nos vamos?
- Vale – Respondió Ana.
- Sabes? Llevo todo el día cachonda pensando en lo guarra que querías sentirte... voy a hacer algo... deberás confiar en mí...

Salieron de la habitación, y en el ascensor Laura comenzó a besarla, le comentaba lo excitada que estaba y cómo le gustaría hacer alguna locura. Cómo le apetecía verla con un desconocido...

Días atrás, Ana, le había comentado las ganas que tenía de sentirse muy zorra, muy guarra, muy puta... y Laura se lo recordaba, comenzaba a meterle la idea en la cabeza de cómo le gustaría que un desconocido se aprovechara de ella.

Cuando el ascensor llegó al parking Laura sacó un pañuelo y la vendó.

- Estoy excitada... y quiero verte, quiero ver como el primer desconocido que pasa te mete mano, el primero que vea...
- Pero qué dices????? Es que has preparado algo???? Dónde me llevas??????

Ana estaba nerviosa, conocía el atrevimiento de Laura, su morbo desbocado y hasta donde podía llegar. De todas formas aún se encontraba tranquila, pensaba que todo esto se lo podía estar diciendo sólo para excitarla, seguro que no se atrevería a llamar a un desconocido.

Cuando llegaron al coche, Laura sentó a Ana en el asiento del copiloto y le dijo con tono firme...

- Espera aquí.
- Pero... A dónde vas? Qué vas a hacer? Laura por favor...

Poco después Ana podía oír como Laura volvía como se acercaba a ella de nuevo y como decía:

- Mírala, qué te parece? Te gusta?
- Joder!!! Que buena está!!! – Exclamó el desconocido que Laura había encontrado en las escaleras del parking.
- Tócala si quieres, puedes hacer con ella lo que quieras.
- Pero Laura!!!! Quién es este??? A quién me has traído????- El nerviosismo de Ana era evidente.
- Puedo tocarla donde quiera?- se aseguraba el desconocido.
- Sí, puedes hacer con ella lo que quieras.

Dejándose llevar por la situación, su invitado comenzó a acariciar la suave piel de la pierna de Ana, no se entretuvo demasiado, tenía ante él a una preciosa chica a la que le permitían hacer lo que quisiera y no tenía intención de dejar pasar semejante oportunidad, y menos, viendo lo atractiva que era esa mujer. Deslizó su mano por debajo del vestido, las piernas de Ana aún permanecían juntas.

- Le he encontrado en las escaleras, es un obrero que está trabajando aquí. Déjate... si te va a gustar...-

Mientras la mano de aquel extraño se iba acercando cada vez más a su sexo.

- Pero cómo me haces esto??? Quién es este tío??
???? Porqué le dejas que me toque.... ahhh. – Un gemido ahogó sus quejas.

Nuestro amigo había llegado por fin donde quería. Había visto como Ana comenzó a recibir sus caricias con las piernas cerradas, como según iba avanzando, su mano las iba abriendo levemente. Era evidente que era una viciosa, una viciosa que a pesar de sus quejas no podía evitar abrirse de piernas cuando un desconocido manoseaba sus muslos, pero lo que no se esperaba es que por muy zorra que fuera se pudiese encontrar con un coño tan mojado. Empapó su mano mientras seguía intentando quejarse.

- No le dejes!!!! Me esta metiendo mano un tío que no he visto.... Joder!!!! – dio un respingo – Pero que bien lo toca!!!! – sus quejas ahora se combinaban con gemidos.

El desconocido no sólo sobaba su clítoris, si no que, no tardó en meter su dedo hasta dentro dejando que su mano se empapara entera.

Ana ya sólo gemía, sus piernas se abrían más invitando a que su nuevo amigo se aprovechara más de ella. No podía verle, sólo oía a Laura hablar.

- Has visto lo puta que es? Has visto como se deja? Le esta gustando... chúpala, hazle lo que quieras.
- Joder!!! Joder!!!! Era lo único que alcanzaba a decir el afortunado obrero, mientras se lanzaba a devorar los pezones de Ana.
- Laura que bien me lo hace!!!! Joder como lo toca!!!! Y encima huele bien!!!!-
- Sabía que te iba a gustar... Sabia que te gustaría que te sobara el primer cerdo que pasara por aquí... eres una zorra y tú lo sabes...
- Me voy a correr!!! Este cabrón va a hacer que me corra!!!! – Intentaba decir Ana entre gemidos....
- No te corras!!!! No se te ocurra correrte!!!!
- Joder no me digas eso que me corro antes....
- Sí… sí... Toma... – Era lo único que se le oía decir al invitado con voz extremadamente lasciva.
- Me corro..... Exhalaba Ana entregada ya a los deseos de su desconocido.

Pero los planes de Laura estaban muy lejos aun de dejar que se corriera. No tenía ninguna intención de que el juego acabase ahí. Quería jugar con ella, pero no sólo un ratito, no solo un orgasmo. Quería verla entregada, zorra, lasciva, vendida a cualquier cosa que quisieran hacer con ella, y eso sólo podía conseguirlo desatando su deseo hasta traspasar sus límites

­- NO!!!!! Exclamó con voz autoritaria. NO QUIERO QUE TE CORRAS!!!! Tú, para, déjala ya.
- No... se va a correr la zorrita.. - dijo el intentando revelarse.
- QUE NO!!! QUE TE VAYAS, LARGO, FUERA.


La voz y el tono de Laura fueron inequívocos, no había lugar a más, el juego había acabado y el desconocido debía conformarse con el regalo que se había encontrado de manera imprevista, un regalo que a buen seguro podría recordar en sus noches de masturbación durante mucho tiempo.

Cómo no podía ser de otra manera se marchó.

- Y ahora porqué se va? Joder he estado a punto de correrme... puedo quitarme el pañuelo ya?
- No, me has puesto cachonda, te voy a subir a la habitación y voy a traerte al primer cabrón que encuentre por la calle para que te folle.
- Pero que dices????????


Poco después Ana se encontraba sola en la habitación, continuaba con el pañuelo puesto, y esperaba nerviosa, sus piernas se movían combinando el nerviosismo, el miedo y la excitación que aun resbalaba por sus muslos después de la experiencia vivida. Sintió como se abría la puerta, la voz familiar de Laura y... Oh dios!!!!

- Jajaja, vale, y ahora qué? De verdad no sé lo que quieres de mí – una voz masculina, de nuevo desconocida, irrumpía en la habitación.- Tu amiga donde est.... – la voz del nuevo invitado desapareció cuando vio la imagen de Ana. Una preciosa morena de pelo largo con vestido de vuelo amarillo y un tipo muy muy deseable.
- Qué te parece?
- Si la tienes vendada!!!!
- Sí, es para ti, puedes hacerle lo que quieras.
- De verdad?

Ana preguntó, y Laura le dijo que, simplemente, había bajado a la calle y fue el primer chico que pasó.

Nuestro nuevo amigo se acercó cuidadosamente, no podía creer lo que estaba viendo.
El juego volvía a empezar…

17 comentarios:

Susy dijo...

UFFFF..tremendamente excitante y morboso..cuantas veces habré tenido esa fantasía..me ha encantado..

Besitos dulces..

Leyre dijo...

Travieso, ummmmmmmmmmm.... ha sido facil trasladarse dentro de esta historia que nos cuentas. Morbosa, excitante.......intensa!!!

Quiero mássssssssss!

Un beso!

dos y dos dijo...

Dios! que excitante! me encanta la historia.
Me encanta tu blog!

Saludos.

Lydia dijo...

Supongo que esa es una de esas fantasías inconfesables y muchas veces imposibles... pero que resulta poderosamente excitante y morbosa.

Lestat dijo...

Una experiencia apasionante.¿Habrá segunda parte? Como de costumbre, mi más sincera admiración

Alicia dijo...

Este relato me ha excitado como la primera vez que te leí... ¿por qué será?

Creo que tiene mucha magia, estoy deseando ver como continua la historia. No tardes en continuar, por favor, no me dejes con las ganas mucho tiempo.

Beso suplicante

Cirene dijo...

Hmmmm... delicioso relato, y muy muy morboso. No espero menos del desenlace... ;-)

Mil besos desconocidos
Cire

Un travieso curioso dijo...

Susy.

Así lo sentí yo, tremendamente excitante y morboso.

Si has tenido esa fantasía... podemos decir que es realizable?

Besos

J.

Un travieso curioso dijo...

Leyre.

Me maravilla lo fácil que te resulta trasladarte dentro del relato.... yo también quiero más.

Besos

J.

Un travieso curioso dijo...

Dos y dos.

Me alegra que te guste mi blog, te espero en mas ocasiones.

Un abrazo.

Un travieso curioso dijo...

Lydia.


Imposible? Acabamos de ver como aunque no sea real, la protagonista la vivió como tal, todo es posible y querer es poder.

Tu que deseas?....

Besos

J.

Un travieso curioso dijo...

Lestat.

Como ves, la hubo aunque mi respuesta aquí llegue tarde.

Como siempre, mi mas sincera gratitud.

Besos

J.

Un travieso curioso dijo...

Alicia.

Ahora me intriga saber cual es el primer relato mio que leiste. ;-)

Besos.

J.

Un travieso curioso dijo...

Cire.

que gran halago viniendo de ti...

Nos vemos en la segunda parte.

Besos muy traviesos.

J.

Susy dijo...

Después de leerte creo que es realizable..ahora me falta a mi el empujón para vivirla..
besos traviesos

gustav dijo...

Hola travieso;
Lo primero, felicidades por el blog, por las fotos, por los relatos.
No se si las historias serán reales o no ------ pero mi mujer está empeñada en que hagamos algo parecido y que yo ocupe el puesto del personaje que ..... habla por tfno. El problema es que soy muy celoso ......, aunque muy morboso. Y tu, como lo ves?

Un travieso curioso dijo...

Hola Gustavo.

Muchas gracias por lo que dices de mi blog.

Con respecto a las historias son todas completamente reales y con respecto a la fantasía de tu mujer... no se muy bien que opinar, yo no soy celoso, asi que quizás me cueste ponerme en tu lugar.

Te diría que fantasearais con ello y que tu vieras como te sientes imaginandolo, si te da morbo, si te excita...

Los celos son inseguridades, desconfianzas, piensa que si tu mujer confia lo suficiente en tí como para contarte esta fantasía, le estas dando mucha más confianza de la que le pueden ofrecer otro. Por otro lado, piensa que un chico, en un polvo, o en siete, por muy morbosos que sean, no puede ofrecerla lo que que le llevas ofreciendo tu (supongo) mucho tiempo.

Si quieres / quereis, teneis mi direccion de msn en el margen superior del blog, me agregais y charlamos mas detenidamente.

Un saludo y suerte