miércoles, 14 de noviembre de 2007

SU PRIMERA MANO.


Habíamos comentado varias veces nuestras fantasías durante nuestros primeros encuentros y cuando le contaba como disfrutaba en encuentros veía como sus ojos se tornaban mas y mas lascivos...

Aun no habían reformado encuentros, y allí fuimos. Recorrimos el local y le iba comentando como suelen ser allí las cosas, las características de cada sala...

Cuando nos sentamos a tomar una copa ella no hacia mas que preguntarme, la visión de gente desnuda, gimiendo, disfrutando ante sus ojos despertaban sus mas inconfesables fantasías, estas crecían aun mas cuando era consciente de la cercanía de ellas, cuando era consciente que esa noche quien sabe cual podría cumplir.

No tardamos mucho en comenzar a besarnos, a acariciarnos. Mis manos comenzaban a explorarla, jugueteaban en sus pechos, buceaban bajo su falda y ella disfrutaba de las miradas excitadas de una pareja realmente atractiva que se sentaba frente a nosotros.

Cuando mi mano quedo empapada por su excitación, cogí su mano y la lleve al cuarto oscuro.

La oscuridad y los gemidos que nos rodeaban hacían sentirse a Alba con una excitación que nunca había experimentado. Me besaba alocada, asalvajada, cogía mi mano y la empujaba para que la penetrara con mis dedos mas fuerte y mas dentro, empujaba su cadera hacia mi para sentir mas mis caricias en su clítoris.

Pude ver como una pareja se situaba cerca de nosotros, le dije a Alba que les mirara y lo hizo, tímidamente...

El era un chico alto 1,90 o 1,95 cuerpo atlético y muy atractivo, ella una preciosa chica rubia de pelo largo alborotado y curvas de vértigo.

Alba me sonrió, y volvió a besarme. Supongo que le excitaba que ese chico estuviera cerca de ella, pensar que podría excitarse con los gemidos que yo la provocaba, que podría desearla...


No pasó mucho tiempo cuando noté como se atenazaba a mí. Una mano comenzaba a acariciar sus nalgas. Me miró, la mire travieso, y mientras continuaba mirándola, continué excitándola con mis húmedas caricias en su sexo.


Cerro los ojos, se abandono al placer que le producía sentirse acariciada por delante y por detrás. Sentir que las manos de ese chico y la mía se unían con el único propósito de su placer, con el único objetivo de su deseo.

Cogí la mano que la acariciaba y la guié hasta la humedad que yo acariciaba, y la deje encauzada para que continuara introduciendo los dedos mientras ella respondía con jadeos y casi arañando mis hombros.

Noté como sus caderas se movían acompasadas, como pedía mas... De vez en cuando yo participaba en las caricias.

Ella sentía su coñito empapado por la excitación de las caricias de varios dedos simultáneamente, se agarraba a mí, me acariciaba, me excitaba y para mí la situación era preciosa.

Sus jadeos fueron subiendo, era incapaz de contenerlos, susurraba sies temblorosos, hasta que acabo estallando en un orgasmo con el que la tuve que sujetar ya que sus piernas no la sostenían.

Se recostó en mi disfrutando aun del latente final de su orgasmo, y me susurro.

- Que bien me ha tocado este chico...

Fue ahí cuando por fin pude liberar mi secreto, la mire a los ojos, puse mi mayor cara de pillo y le dije

- No ha sido el chico....

Ella me miro asombrada, me había contado varias veces como fantaseaba con una mujer, y ahora, acababa de tener un maravilloso orgasmo a manos de una sin saberlo.

Nos dio la risa y tuvimos que salir. Continuamos la noche con un chico y dos chicas muy simpáticos que encontramos, y continuamos explorando deseos, fantasías, ella experimento con mas chicas...
Su primera mano femenina... fue sin saberlo.

4 comentarios:

roteshaus dijo...

Hoy nos hemos conocido en el chat de momentos,y como te dije he leido tu blog:bueno,muy bueno.Más por el universo que se intuye;deseos anhelos,sueños,generosa aceptación.Y me ha hecho pensar:ojalá yo fuera capaz de expresar el anhelo del otro,ojalá tuviera la generosidad de aceptar su deseo,el leve susurro de sentirme libre para soñar así.Más por esto que por lo que escribes o como lo escribes (que también es motivo de jacarandas,oye.
Oye qu eme pillaste blandito esta noche.
Un abrazo

Ayanay dijo...

Como me excitan tus relatos...

Eres demasiado travieso, de mi gusto, de mi excitación

Besos

Catira dijo...

Muy excitante tu historia.
A veces no es sencillo encontrarse con alguien que haga realidad nuestras más deseadas fantasías.
Besos

Penedictor dijo...

Muy buena la historia. Me ha gustado, felicidades.

Un saludo,